El Gran Final de Cassini: ¿Por qué la NASA tuvo que destruir la nave Cassini?

El 15 de Septiembre de 2017, una de las mejores sondas que hemos conocido, la nave espacial Cassini, hizo su gran hazaña final. Después de un glorioso viaje de 20 años, superando los peligros del espacio en aras de proveernos una cantidad increíble de datos que continuarán permitiendo maravillosos descubrimientos científicos, Cassini se desintegró en la atmósfera de Saturno.

La nave espacial Cassini en su ingreso a la atmósfera de Saturno antes de desintegrarse. Usando sus propulsores de control de actitud, la sonda se esfuerza por mantener su antena apuntando a la Tierra mientras emite sus últimos datos, incluyendo la composición de la atmósfera superior de Saturno. Ilustración tomada de la corta película Cassini's Grand Finale realizada por la NASA.

Después de extender su misión en dos ocaciones, Cassini terminó sacando el máximo provecho del combustible que tenía, el que se necesita para que su curso pueda ser corregido y controlado. La misión de Cassini en la órbita de Saturno fue planeada para durar 4 años, hasta Mayo de 2008. Sin embargo, el 15 de Abril de 2008, el programa recibió fondos para ser prorrogado hasta Septiembre de 2010, y luego una vez más, por otros 7 años.

A pesar de que su combustible se estaba acabando, ¿por qué Cassini tuvo que ser destruida? Se la podría haber dejado vagar en la órbita de Saturno, brindando datos hasta que eventualmente se le agotara la batería, al igual que se ha hecho con otras naves espaciales en diferentes situaciones. Sin embargo, hay una razón especial para no hacerlo. La NASA conscientemente decidió hacer una aproximación controlada a la atmósfera de Saturno, de modo que, la resultante desintegración de Cassini, eliminara la posibilidad (remota) de una colisión contra, específicamente, dos de las muchas lunas que tiene Saturno. Ellas son Titán y, sobre todo, Encélado. Considerando que el combustible remanente no era suficiente para abandonar la orbita de Saturno hacia el espacio exterior, no era posible otra alternativa.

Tal como lo revelarón los mismos datos proporciononados por Cassini, tanto Encélado como Titán contienen ambientes más que fascinantes. Titán, la mayor luna de Saturno, tiene su propia atmósfera con vientos y finas nubes que pueden producir tormentas eléctrias cerca de los polos e incluso ocasional lluvia. Eso significa que su geografía puede ser muy similar a la de nuestro planeta. Titán es el único objeto conocido (además de la tierra) que posee regiones de mar en su superficie. Aunque con una distinción: la lluvia y los mares no son de agua sino de metano líquido (las temperaturas son lo suficientemente bajas para eso). Aunque la vida como la conocemos no podría existir actualmente en Titán puesto que no tiene agua líquida, se sostiene fuertemente que complejas moléculas orgánicas existen ahí. Se piensa que Titán es un ambiente prebiótico o posiblemente biótico, de modo que no es imposible que en la mayor luna de Saturno ocurra alguna forma de vida. Encélado, por otra parte, casi no tiene atmósfera, pero su peculiaridad se debe a los enormes géiseres que Cassini descubrió en su polo sur. Despues de ese descubrimiento, la misión de la nave espacial fue modificada para incluir una cercana y difícil aproximación a Encélado para capturar y analizar las particulas que eran eyectadas directo al espacio por esos géiseres. La riesgosa maniobra fue ejecutada a la perfección y se probó que la sustuncia era agua. Debido a la superficie de hielo que tiene Encélado, la luz solar es mayormente reflejada haciendo que allí la temperatura sea extremadamente baja. Sin embargo, lo que esos enigmáticos géiseres dicen, es que hay una importante fuente geológica de calor en el corazón de Encélado. Seguramente, esa condición mantenga un océano subterráneo de agua líquida donde la vida podría desarrollarse y, a la vez, provea la energía que se requiere para la vida.

La nave espacial Cassini en su aproximación a la luna de Saturno Encélado. Enormes géiseres sobre el polo sur de Encélado expulsan agua al espacio. Ilustración tomada de la corta película Cassini's Grand Finale realizada por la NASA.

Con el fin de proteger la vida potencial y futuras investigaciones, es de gran importancia garantizar que esas lunas no sean contaminadas. En pos de eso, Cassini se desintegró. Sus partículas se convirtieron en una parte del planeta al cual dedicó su vida de exploración y éxitos. Aún en su camino a desintegrarse, Cassini hizo una jugada destacable. Su aproximación a la atmósfera de Saturno fue planeada para ser una misión espectacular. El Gran Final, como fue llamado, consistió en 22 inmersiones al espacio que hay entre Saturno y sus anillos y, en la entrada a la atmósfera, requirió que Cassini luchara contra la creciente fricción para mantener sus antenas apuntando a la Tierra aún mientras comenzaba a perder sus piezas más frágiles y expuestas. El rendimiento de Cassini, en esta última misión, resultó ser destacable. Nos permitió obtener una sorprendente perspectiva de los anillos, la superficie y los polos de Saturno. Ni hablar de que los segundos finales de Cassini fueron una verdadera batalla épica en la cual logró proveer valiosa información de la atmósfera de Saturno al mantener sus antenas mirando a la Tierra hasta el fin. Un final glorioso como ningún otro.

La nave espacial Cassini lanzándose a través del vacío entre Saturno y su anillo más interno. Ilustración tomada de la corta película Cassini's Grand Finale realizada por la NASA.

La nave espacial Cassini finaliza su gran aventura al desintegrarse en la atmósfera de Saturno. Ilustración tomada de la corta película Cassini's Grand Finale realizada por la NASA.

Esta sonda excepcional nos dio asombrosa información para comprender mejor, no sólo un mundo increíble llamado Saturno, junto con sus icónicos anillos y enigmáticas lunas, sino también la historia de nuestro sistema solar, el proceso de formación de planetas y aún cuestiones respecto al entendimiento del universo entero. Adios nave Cassini! Sin dudas, todos los que apreciamos el poder del conocimiento, la ciencia y la exploración te sentimos como una gran amiga! Definitivamente lo sos!

Temas: Espacio, Misiones Espaciales

By Matías Lago